IMG-20150814-02891

Por Daniel Fajardo

Sin duda la vida profesional está llena altibajos y lo mejor que puede hacer un profesional es reconocerlo, es muy engañoso una vez que se han ligado una serie de éxitos pensar que ese estatus permanerá por siempre, el mundo de la comunicación tiene muchas variantes que van más allá de una buena racha y que inclusive pueden hacer insuficientes los esfuerzos personales.
En esta charla con Memo Quintana, tuve la oportunidad de tocar este tema, hablábamos de antiguos colegas del medio que eran, en el caso de la radio, un referente y que tiempo después simplemente desaparecieron del mapa.
Algunos de ellos intentaron aprovechar su imagen para colocar algún negocio referente a la comunicación como agencia de medios, escuela de locución, por citar algunas, pero coincidimos que muchos de ellos cometieron el error de hacerlo ya en el ocaso de su mejor momento en imagen pública por lo que a la mayoría estos negocios no fueron lo suficiente exitosos para mantenerlos en el mapa de personas destacadas del medio.
¿El profesional de la comunicación está destinado a salir tarde o temprano? la respuesta es no, pero si hay que primero, estar conscientes de que la comunicación es un medio en constante movimiento y que el sitio que quieras ocupar dentro del mismo es “prestado” a diario con la calidad de tu trabajo podrás legitimar tu lugar y en segundo no menos importante, trabajar tu mercadotecnia personal, ¿cuál es tu mejor arma? mantener una actitud permanente de evolucionar e innovar tu propia fórmula.