Carrera rumbo al 2018 ¡Arranca!

¡Todos a sus cuarteles!, la aparente calma tras la tempestad post-proceso electoral EDOMEX que cruzaba declaraciones acerca del resultado y el preámbulo con las afirmaciones del reflejo que este ejercicio de voto tendría como medidor para el 2018 no concluyó, los medios atienden otras notas y esta aparente suspensión de actividades de comunicación sobre el tema no es más que el inicio de la auténtica batalla.
¿Qué podemos concluir después de esta elección?, ¡todo comunica! estos resultados más allá de un medidor político, crearon en ámbitos de imagen una perspectiva en los ciudadanos no solo de EDOMEX, sino en los cibernautas que siguieron el proceso y participaron comentándolo desde diversos puntos del país pero, en términos de imagen y desde una perspectiva ciudadana, ¿cómo quedan los partidos tras este ejercicio previo?

Los de arriba

PRI: Pese a la imagen negativa de Peña Nieto y el entierro del concepto “Nuevo PRI” que el partido buscó vender hace 4 años y que se cayó a pedazos con la estrategia de comunicación y acciones del actual gobierno, la principal fortaleza del PRI es sin duda su voto duro, las elecciones intermedias eran un gran punto de referencia, Peña Nieto venía de un escándalo más y la mayoría de los ciudadanos hablaban de un voto de castigo para las elecciones a través de redes sociales y un frente común para lograr este acto, la sorpresa fue que el PRI resultó ganador en aquella contienda en la que se renovaban a 500 diputados federales.
Los fuertes cuestionamientos sobre Peña Nieto y un adelantado adiós del PRI de la presidencia no es un hecho consumado, nos apegamos en esta columna a los hechos no a las suposiciones, el PRI ganó elecciones intermedias y gana EDOMEX un año antes de las elecciones para presidente, ¿puede ser removido el PRI fácilmente de la Presidencia?, ¡es posible! pero no debe tomarse como un hecho, los partidos tras estos resultados y la actual imagen de Peña Nieto (pese a todo), deben reconocer que no será un partido fácil de vencer.

Morena: El Populismo ayuda en México pero aun está lejos de capitalizar una victoria importante, para muchos mexicanos, el hecho de estar hartos no significa que opten por votar por un sistema populista radical como lo que AMLO propone y más con sus declaraciones y acciones post-campaña, no es buena imagen promover la anarquía y la desobediencia social en un país cuyo marco contextual busca la paz y el orden que hemos perdido en los últimos 2 sexenios. Por supuesto que MORENA si ajusta estos detalles en su discurso puede estar muy cerca, insisto sólo si ajusta estos detalles, por supuesto que para este partido y su líder AMLO estos resultados fueron como un balde de agua fría, la campaña que se realizó, la imagen negativa de los demás partidos, su candidata y los deseos de cambio por parte de la sociedad no fueron capaces de lograr una victoria, no importa que quedaron muy cerca, no les alcanzó para derrotar a un partido que en imagen sería fácil de superar. MORENA debe afinar muy bien como conducir un mensaje de populismo y hasta donde los mexicanos están dispuestos a traducir en votos estas ideas.

Los que se alejan

PAN: Las pugnas internas y las fracturas del partido cobran factura en cualquier proceso, como partido dividido y pensando en “la elección grande” Josefina termina haciendo el ridículo, el mensaje del PAN nuevamente se vio fuera de contexto, sin forma, y al igual que en el anterior intento de la candidata, termina correteando el mensaje populista de sus contrincantes, cosa que ningún partido en términos de comunicación hizo, la campaña de Josefina inició con un mensaje y terminó haciendo el ridículo copiando los mensajes de otras campañas confundiendo a los electores sobre una línea de mensaje claro.
Evidentemente el PAN es un partido fuerte para la elección del 2018 por su estructura, será vital logren resolver sus problemas internos, para ellos, la oportunidad de regresar a Los Pinos parece en bandeja de plata, pero un partido dividido y sin una idea clara sobre lo que quieren comunicar, causarán el mismo efecto que en las elecciones pasadas en EDOMEX y en las presidenciales, de una propuesta de gobierno pasaron al ¡”cuchi cuchi” del marido!

PRD: Un partido en extinción, debe reconocer que sin figuras públicas (no solo mediáticas) que tengan peso en la política no podrán aspirar a nada. La unión con MORENA es compleja, es demostrar que AMLO tenía razón por ello el PRD ha agotado recursos para mantenerse con sus propios elementos en la pelea, el problema es que centralizó su imagen por mucho tiempo en el poder de AMLO y en la actualidad no existe un político de este partido con peso, sí con presencia mediática pero sin mucha influencia política. La popularidad de MORENA suple el rol que anteriormente el PRD tenía en el juego electoral, para ellos es poco probable ganar una presidencia para 2018 pero sí una gran oportunidad, si así lo pensaran y comenzaran a redefinir el rumbo del partido, presentarse como un partido renovado y construir un camino independiente de AMLO, por supuesto que habría posibilidades aunque esta renovación en imagen llevará tiempo y la elección de 2018 puede ser una inversión a futuro si se ve a este proceso como un trampolín para empezar a construir un nuevo PRD en imagen.

Los muy lejanos y más poderosos

Los más alejados y que políticamente son los más poderosos son los mini-partidos tan criticados por su razón de existir y poca convocatoria pero que al formar alianzas inclinan la balanza en favor de un partido grande, no vale la pena mencionarlos porque sus campañas prácticamente no existen, sus funciones son las alianzas con los partidos grandes, lo interesante para analizar es ¿quién es el gallo para este 2018?, ¿a quiénes se sumarán buscando lograr la presidencia en este 2018?

Tras estas conclusiones en términos de imagen el apunte que nos queda y se refuerza con estos resultados es una nota que viene tomando fuerza en el marketing político, la participación ciudadana es mayor con el acceso a las redes sociales, la opinión pública juega un papel muy importante en el desarrollo de las campañas y en sus estrategias de comunicación pero toda esta actividad sigue siendo incierta al momento de votar, nos sorprendemos más de un resultado cuando aparentemente las tendencias en comunicación dicen una cosa y los resultados en la urna mencionan otros, los casos de EDOMEX y recientemente la elección presidencial en Estados Unidos son dos claros ejemplos, la comunicación es importante pero al final, es ésta y más razones las que hacen que un ciudadano vote por un partido, no solo hay que construir el voto en el proceso 2018 de comunicación, los partidos deben trabajar sus propuestas.

Por Daniel Fajardo colaboración especial para